Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2011

Relato de los Caminos Maravillosos

Todos lo sabemos, en este mundo no quedan más lugares fantásticos. Sobre los que han existido alguna vez, la discusión discurre en términos estrictamente históricos o literarios. Nunca se ha terminado de valorar la importancia de la geografía literaria. Quizás porque hoy estas disciplinas son patrimonio de cenáculos bastante cerrados. Profesiones que se preocupan de cuidar su patrimonio con mucho mas celo que el que destinan a acrecentarlo. Se acepta generalmente que el común denominador entre literatura y geografía maravillosas es el aventurero, el aventurero iluminado. Hay un hilo conductor entre Gilgamesh, Ulises, Jesús, Polo… la lista es mucho más larga y exótica, por supuesto, hasta morir en medio del anonimato a principios del siglo XVI, en América. Tan fácil como errado seria postular que los últimos aventureros que en este mundo han errado han sido mucho menos osados o afortunados que sus sosías del pasado clásico. Igualmente podría argüirse que la imaginación de los hombres va…

El Progreso

Juan llegó a lo más profundo del monte en tren. El vagón estaba colmado de jóvenes que, como él, habían decidido adentrarse en la soledad de la frontera para conseguir un trabajo. Ni él ni ninguno de sus acompañantes de viaje había hablado jamás durante el trayecto de su pasado o familia. Aún se podían reconocer los acentos regionales pero poco a poco el traqueteo de las ruedas del tren sobre las vías iba imponiendo un nuevo acento, al mismo tiempo entrecortado y monocorde. Al llegar al campamento de los trabajadores, vio que ellos eran una manada que a pesar de no tener nada a sus espaldas compartía un futuro. De manos de los militares que los esperaban recibió un escudito que debería prenderse a la pechera de su camisa (él no tenía traje, como la mayoría de sus compañeros) hasta que se comprase mejores ropas cuando juntase el dinero necesario. El campamento en donde dormirían estaba protegido por los militares, quienes tampoco les permitían abandonar el lugar. Sin embargo, esta vigi…

Premio para compartir con otros amigos blogueros

Agradezco el premio a Sally y reconozco que me ha sido verdaderamente beneficioso.Dejo aqui los nombres de las personas y/o los sitios a los cuales se los doy a mi vez.Siguiendo las normas hay que compartir el premio con 12 blogs. Las detallo de la forma siguiente:  1.- Compartir el premio con otros 12 Blog
2.- Hacer mención en un post y contestar agradeciendo la concesión del mismo
3.- Avisar a los seleccionados
4.- Publicar la dirección de su Blog


Marcelo   http://alfarrabiosdeoutrora.blogspot.com/
Otto     http://ottopintotrigo.blogspot.com/
Lucas   http://cuatrolineaspordia.blogspot.com/
Humberto       http://romanceypoesa.blogspot.com/

Richard       http://megafirus.blogspot.com/
Jeve y Ruma       http://palabrascomonubes.blogspot.com/

Radio Nac Tartagal     http://radionacionaltartagal.blogspot.com/
Alesin    http://cronicasaventurescas.blogspot.com/
???   http://gloriasdemosconi.blogspot.com/
Doña Bostezos       http://nuevasdivagacionesnocturnas.blogspot.com/
Eva   http://evamurillo47.word…

Informe de un Viajero

“¡Hola Colo!” Lo saludó confianzudo el chofer del camión de desperdicios. A pesar de tratar de reprimir su desdén, el español miró con cierta distancia al hombre sudoroso (el camión desvencijado recibía de pleno el sol del mediodía). “Suba, Don Colo” modificó su saludo (imposible distinguir si fue en señal de respeto o acentuando la ironía), abriendo la puerta del vehículo para finalmente llevar, luego de varios días de negociaciones informales, al socioantropologo Carlos Cuervo hasta el destino acordado. “¡El circo Berni nos espera! Gritó el obeso empleado del municipio y arrancó viaje con su maloliente carga y un pasajero español sentado a su lado. El científico (era pelirrojo pero le molestaba tanta informalidad con quien debía llevarlo hacia una investigación seria) lo miró con asombro y le recordó que el destino acordado era el basural de Bermejo. “Usted no entiende, don Colo. Hace años, un gobierno militar construyó un gran circo en las afueras del pueblo. Por un accidente que ya…